Seguramente habrás oído hablar de las cocinas en L o las cocinas en U. En este post analizaremos las pri" />
http://www.bsmshop.es/
es
0

BLOG

Bienvenido a nuestro blog donde encontrarás toda la actualidad sobre decoración de interiores y novedades sobre nuestros productos.

Principales formas de distribución de cocinas

20140612130135_50_mesa_zea_cerrada.jpg

Publicado el 18/02/2015

Seguramente habrás oído hablar de las cocinas en L o las cocinas en U. En este post analizaremos las principales distribuciones de las cocinas.

Para conseguir un diseño funcional de la cocina hay que conocer el concepto de “triángulo de trabajo”. Este consiste en conseguir que, gracias a las distancias entre los muebles, los tres elementos principales de la cocina (zona de lavado, zona de cocción y zona de refrigeración), estén distribuidos en forma de triángulo. Es recomendable que ninguno de los lados del triángulo formado supere los 2.70 metros ni sea menor de 1.20 metros puesto que así garantizamos que la cocina sea cómoda y práctica, se trabaje de manera amplia y sin estorbos y que esté organizada.

 

Triángulo cocina

Además, se aconseja colocar la zona de lavado cerca de la nevera para lavar bien los alimentos antes de cocinarlos. El lavavajillas debería situarse a la derecha o a la izquierda del fregadero, según se sea diestro o zurdo, para una mayor comodidad a la hora de colocar los platos después del aclarado. La zona de cocción debe situarse lejos de la zona de refrigeración para permitir una mayor eficiencia energética ya que el calor de la zona de cocción es contraproducente con el frío que la nevera. A su vez, no debería estar demasiado cerca de la zona de lavado puesto que el agua y la electricidad podrían entrar en conflicto provocando algún que otro accidente indeseado.  

Distribución en línea o en “I”

Cocina en I

Las cocinas en línea o en “I” son las más sencillas. En ellas todos los muebles y electrodomésticos se disponen en el mismo plano y carece de esquinas. En este caso no se cumple la regla del triángulo de trabajo puesto que todos los electrodomésticos se colocan en una sola línea.

Son útiles para cocinas pequeñas y estrechas con poco espacio que no permiten colocar los muebles a ambos lados. Además, se puede utilizar este tipo de distribución cuando el salón y la cocina se encuentran unidos en un único espacio. De esta forma le daremos importancia a la decoración del salón sin perder la funcionalidad de la cocina. Debemos usar colores claros o discretos para que no desentonen con el salón.

Se recomienda utilizar muebles altos para optimizar el espacio disponible y electrodomésticos empanelados para conseguir una armonía visual. Por último, puesto que no se cumple la regla del triángulo, se aconseja colocar los frigorífico y los fuegos lo más separado posible y poner en el centro la zona de lavado dejando suficiente espacio para la superficie de trabajo intermedio.

Distribución en línea con isla

Distribución en línea con isla

Es muy parecida a la anterior pero con una diferencia fundamental: en centro se coloca una isla. La isla nos proporcionará mucho espacio de trabajo, almacenamiento o incluso zona de cocción o de lavado, si colocamos en ella los fogones o el fregadero. De esta manera se crea una cocina bien distribuida cumpliendo la regla del triángulo de trabajo con mucha funcionalidad.

Para el diseño de este tipo de cocinas se requiere mucho espacio puesto que la isla requiere de mucho espacio alrededor, de lo contrario resultarían incómodas y dificultarían el movimiento. Esto hace que una de las distribuciones más comunes que se combinan con la isla sea la distribución en línea. También puede usarse en cocinas cuadradas en las que la disposición de los muebles solo en las paredes conllevaría la inutilidad de la zona central.

Cocinas con península
Las cocinas con península son muy similares a las cocinas con isla pero, en este caso, solo quedan libres tres lados de la isla. Uno de los lados está enfrentado con una pared o con los muebles. También es recomendable para cocinas grandes, ya que necesitan mucho espacio, aunque menos que las islas.

Es muy útil como recurso estético en cocinas muy largas en las que si se coloca una cocina en línea, puede dar una sensación de tubo. Las penínsulas acortan esta sensación porque dividen el espacio en dos. También en cocinas abiertas al salón porque actúan de separador entre los dos espacios.

Distribución en “L”

Cocina en L

Es aquella distribución que se realiza en dos lados, como la propia letra “L” indica, en dos frentes unidos por una esquina. Cumple de forma ideal el triángulo de trabajo, facilitando el recorrido entre la zona de trabajo y la de cocción, por lo que es fácil tener todo a mano y reduce el tiempo de los desplazamientos.

Es una de las cocinas más utilizadas porque se adapta a espacios reducidos y a espacios amplios y también es muy útil en cocinas abiertas unidas al salón. En cocinas pequeñas deja completamente libre una pared y en el centro, en donde se puede situar la zona de comedor. En el caso de cocinas abiertas al salón, una distribución en “L” crea cocinas más prácticas que las cocinas en línea.

Distribución en “U”

Cocina en U

Para la distribución en “U” necesitan cocinas bastante grandes puesto que el bloque central necesita por lo menos dos módulos. Esta disposición consiste en dos frentes paralelos unidos por dos módulos de esquina.

Es muy recurrida para habitaciones cuadradas. Hay que prestar mucha atención a las distancias entre los elementos clave ya que se tienden a colocar muy lejos los espacios entre tarea y tarea y es algo que resulta muy incómodo si el tamaño de la cocina es considerable. También hay que tener en cuenta las esquinas, que a menudo se tienden a desaprovechar y, si se hace bien, son muy útiles para el almacenamiento.

Distribución en paralelo

Cocina en paralelo

Estas cocinas son muy prácticas y no necesitan mucho espacio. Ofrecen las ventajas de las cocinas distribuidas en “U” pero sin los dos módulos centrales, lo que las hace más ágiles. Consisten en dos lineales enfrentados entre los que se distribuyen los elementos principales de la cocina en forma de triángulo de forma práctica. Es ideal para cocinas largas.

Cocina con barra de desayunos

Cocina con barra de desayunos

La distribución de las cocinas con barra de desayunos suele ser en “L” o en “U” en donde la barra suele estar colocada en uno de los brazos de la cocina.

La barra es muy útil en cocinas pequeñas en las que la colocación de la mesa reduciría el espacio disponible y resultaría incómodo moverse. Para completar esta distribución se pueden colocar unos taburetes.

  • facebook
  • twitter
  • Share on Google+

VOLVER AL LISTADO DE NOTICIAS