http://www.bsmshop.es/
es
0

BLOG

Bienvenido a nuestro blog donde encontrarás toda la actualidad sobre decoración de interiores y novedades sobre nuestros productos.

¿Cómo pinto mis muebles metálicos y de hierro?

pintar_muebles_hierro.jpg

Publicado el 08/10/2015

Limpiar para ver los desperfectos

En primer lugar debes lavar el mueble con agua templada y jabón para vajillas (este incluye desengrasante). Si no queda totalmente limpio, como en caso de los muebles muy artísticos o trabajados, repásalos con un cepillo pequeño (un cepillo dental sirve), para las zonas a las que es más difícil acceder. 

Pequeños desperfectos

Una vez limpios, déjalos secar totalmente y examina los lugares donde se haya desprendido la pintura. Si estos desprendimientos son pequeños, se puede solucionar con toques de pintura del color más parecido posible, e intentando "fundir" los bordes para que no se note la diferencia. El truco está en lijar primero hasta que se consiga que el contorno de lo que vayas a pintar quede lo más suavizado posible. Una vez lijado, aplica una capa delgada de pintura.  Cuando esté bien seca, añádele una segunda hasta que quede lo más parecido posible.

Pintura muy desgastada

En los muebles de  forja y metálicos, lisos, es sencillo decapar con cualquier producto adecuado. Un quitapinturas químico es una buena solución. Después se eliminan los restos con disolvente y se buscan zonas oxidadas, que se tratan con un transformador de óxido.

Para las piezas de hierro con más adornos o relieves, lo que se debe hacer es:

 

  • En primer lugar, pasar un cepillo de alambre.
  • A continuación aplicar un producto transformador de óxido donde lo necesite.
  • Después dar una base imprimadora.
  • Por último pintar con pintura o esmalte para exterior.

 

Productos especiales para hierro, forja y metal

Puedes saltarte el paso de la selladora si eliges una pintura "directa al metal". Con esta tampoco necesitas aplicar el transformador de óxido. En el caso de muebles hechos con aleaciones metálicas es preferible lijar y aplicar la selladora para que se adhiera la pintura a la perfección.

Proteger el mueble con cera o barniz

Para añadir una protección "extra" al mueble, le puedes añadir una capa de cera incolora o con una ligera pátina muy bien extendida. Esto ya no es necesario con los nuevos productos y las pinturas que aseguren un buen comportamiento ante las agresiones exteriores. En cualquier caso, tenerlos cuidados y a resguardo de condiciones extremas de frío o sol es la mejor medida, y conseguirás que tus muebles tengan una gran vida útil. 

Estos pasos también te sirven para cambios en la decoración interior de tu casa si quieres cambiar el color de algún mueble de metal o forja. Incluso puedes aplicar acabados decorativos, como stencils en los respaldos, para darles nuevos aspectos.

  • facebook
  • twitter
  • Share on Google+

VOLVER AL LISTADO DE NOTICIAS