http://www.bsmshop.es/
es
0

BLOG

Bienvenido a nuestro blog donde encontrarás toda la actualidad sobre decoración de interiores y novedades sobre nuestros productos.

¿Cómo consigo una cocina eficiente y ecológica?

cocina-ecologica.jpg

Publicado el 23/11/2015

La comida

Si hablamos de cocina y ecología, lo primero es empezar hablando de los alimentos a preparar. La comida debe ser ecológica, caracterizada por ser lo más natural posible y estar libre de pesticidas e insecticidas. Esta es un tipo de alimentación que cada día cuenta con más adeptos. Muchos comparten la filosofía de "yo me lo cultivo, yo me lo como" y se autoabastecen creando pequeños huertos en el espacio del que dispongan. El objetivo de esto es disponer en cualquier momento de los productos que necesitemos, preparar platos más sanos y contribuir al mantenimiento del medio ambiente.

Los utensilios

En la actualidad los podemos encontrar de materiales que no tienen un grave impacto medioambiental, tales como cubiertos hechos a partir de hojas de árboles prensadas y empleadas en madera reciclable.

La iluminación

Es indiscutible que la luz más barata es la natural, y por ello tenemos que tenerla en cuenta y aprovecharla lo máximo posible. En los casos en los que la entrada de luz sea escasa o nula, optaremos por la iluminación LED, la luz artificial más adecuada por su bajo consumo.

La eficiencia

Hablar de la eficiencia en la cocina es sinónimo de hablar del triángulo de trabajo (del cual ya hemos hablado anteriormente), que hace que podamos trabajar de una forma más cómoda y eficaz.

El reciclaje

La actitud ecológica hace referencia, también, a cómo tratemos los residuos, y el reciclaje es una parte fundamental aquí, ya que nos ayuda a conservar los productos limitados y promover la eficiencia energética. Por poner un ejemplo, un litro de aceite puede llegar a contaminar mil litros de agua. Una contaminación que podría evitarse con el correcto reciclaje.

La ventilación

La correcta ventilación de una cocina también es importante, sobretodo por los olores que se producen dentro de esta. Hay que asegurarse de que las rejillas de ventilación no estén bloqueadas y de que el aire circule libremente. Si, además, se instala un radiador, es conveniente colocar un reflector resistente al calor entre éste y las paredes, de modo que, durante el invierno, se caliente la habitación y no las paredes.

Los electrodomésticos

Por último, los electrodomésticos son otros de los factores que ayudan a que nuestra cocina sea más ecológica y eficiente, y para esto necesitaremos que sean siempre de clase A+, A++ o A+++, y tendremos en cuenta los siguientes consejos:

 

  • Los hornos

 

En primer lugar, debemos estudiar nuestro horno, conocer lo que tarda en calentarse y enfriarse para poder  controlar perfectamente los tiempos de cocción. Cocinaremos siempre (dentro de lo posible) varios platos a la vez, para aprovechar al máximo el calor generado. Evitaremos abrir la puerta, ya que cada vez que lo hacemos se pierde el 20% del calor. Aprovecharemos el calor residual para terminar de hacer los platos sin necesidad de mantener el horno encendido. Utilizaremos utensilios de cerámica o cristal (que mantienen más el calor).

 

  • Las placas y ollas

 

Para las ollas se deben de usar las medidas correctas, dependiendo del fuego (siempre, el recipiente, tiene que ser de un tamaño mayor que el del fuego, para así aprovechar todo el calor generado en la placa) y la cantidad de comida a cocinar, así como usar las tapas de las estas para mantener el calor y ahorrar energía y, por consecuente, dinero. La inducción es el método más limpio y eficiente. Se utilizará el acero inoxidable, ya que es el menos contaminable.

 

  • Las campanas y extractores

 

Es importante, así mismo, instalar un buen extractor de humo para los fogones para que sea eficiente energéticamente y, así, controlar la humedad y olores de la comida. No hay que olvidar la importancia del silencio, recortaremos el ruido, ya que, si es desagradable, también es un tipo de contaminación. Como un buen extractor, no será necesario abrir las ventanas, y, si son buenas y están bien selladas, se evitará la entrada del frío sin temor a que los olores persistan. Si fuera necesario, colocaremos una cinta adhesiva con gomaesputa alrededor de las ventanas y del marco de las puertas, para así aislarlas correctamente y ahorrar mucho en calefacción. También se deben limpiar los filtros y conductos periódicamente para evitar saturaciones y suciedad.

 

  • El fregadero

 

Así mismo, los grifos no deben perder ni una gota de agua. El goteo de un frigo mal cerrado o mal sellado supone una pérdida de varios litros de agua al mes, y, si se produce con agua caliente, se estará desperdiciando la energía para calentar ese agua.

 

  • Los frigoríficos y congeladores

 

El orden en este favorecerá una buena circulación del aire y ayudará a consumir mucho menos, teniendo una refrigeración eficiente. La temperatura más adecuada para el frigorífico es entre los 3ºC y los 7ºC, y para el congelador los -18ºC. Cada grado que bajemos corresponderá a un aumento del consumo eléctrico en un 5%. Es recomendable abrir las puertas sólo cuando sea necesario, evitando que se vaya el frío y el aparato tenga que trabajar más.

 

  • Los lavavajillas

 

Si sólo lo ponemos en marcha cuando esté lleno, ahorraremos energía, y, además, deberemos conocer y elegir el programa que más se adecúe a nuestra necesidad.

Si seguís todos estos consejos, además de tener una cocina eficiente, ayudaréis al medio ambiente.

  • facebook
  • twitter
  • Share on Google+

VOLVER AL LISTADO DE NOTICIAS