http://www.bsmshop.es/
es
0

BLOG

Bienvenido a nuestro blog donde encontrarás toda la actualidad sobre decoración de interiores y novedades sobre nuestros productos.

¿Cómo limpiar los muebles de cocina?

limpiar_muebles_de_cocina.jpg

Publicado el 17/12/2015

El tiempo

Obviamente, no hay que hacer una limpieza a fondo todos los días, sólo cada cierto tiempo, y el tiempo varía dependiendo del uso que se le da a la misma.

 

  • Si se le da mucho uso, seguramente limpiarla una vez al mes es poco para el exterior de los muebles, pero suficiente para el contenido.
  • Si, por el contrario, no se usa mucho, puedes elegir ese plazo o alargarlo más y pasar un paño semanalmente.

 

Las ventajas de limpiar periódicamente

La primera ventaja es que te resultará más sencillo limpiar, pues la suciedad no quedará incrustada, y, además, mantendrás al día el contenido de los armarios y sabrás qué necesitas comprar, qué va a caducar, etc.

Primero limpiar armarios

Hay que limpiar un armario cada vez, para no invadir la zona de apoyo de la cocina con todo el contenido de los armarios. Retiraremos el contenido de el mismo, limpiaremos por dentro y fuera y volveremos a colocar el contenido, revisándolo previamente, y pasando al siguiente armario.

Hay que limpiar siempre de arriba a abajo y de dentro a afuera, con el objetivo de evitar volver a ensuciar lo que ya hayas limpiado, limpiando de forma integral cada uno antes de pasar al siguiente.

Empieza por lo más sucio, como la zona de cocinado, y deja la parte fácil para el final, cuando ya estemos cansados.

A continuación limpiaremos los muebles sobre la cocina y los que están a sus laterales.

Esta zona, a pesar de estar protegida (se pueden poner planchas de acero inoxidable o similares para evitar manchas con la vitrocerámica) es inevitable que salpicaduras y manchas de grasa alcancen a los muebles. Lo mejor es repasarlos cada vez que se cocine y así evitar que se acumule la suciedad. De todas formas tendrás que darle un buen repaso en la limpieza general.

No os olvidéis, en este paso, de limpiar primero la campana extractora, ya que, si la dejamos para después, manchará lo que ya hayamos limpiado. Recordad: de arriba a abajo y de dentro a afuera.

Usa un quitagrasas suave (ecológico, a poder ser) y un estropajo especial que no raye los muebles de cocina, por si son de madera lacada o barnizada.

Primero saca el contenido y luego limpia por dentro, también, con el quitagrasas, ya que es fácil que llegue hasta ahí (se encuentra suspendida en el vapor). Luego limpia el exterior y continúa con los armarios superiores.

Una vez limpios, pasamos a los armarios inferiores.

Límpialos de la misma forma, poniendo atención a aquellos que contengan sartenes, cazos y ollas, ya que suelen terminar bastante descolocadas, y en el del fregadero.

La despensa y sus armarios

Probablemente esta parte esté más sucia, pues es fácil que los paquetes y latas, por muy bien que los cierres, derramen algo por fuera. Aprovecha para poner al día tu inventario y la lista de la compra.

Si la cocina es grande, divide el trabajo en varios días:

 

  • Limpia primero las paredes y azulejos
  • Limpia electrodomésticos
  • Limpia armarios y encimeras

 

Los productos para limpiar

Yo recomiendo productos que respeten al medioambiente. En cualquier caso, necesitarás quitagrasas para la zona más sucia, limpiacristales para la vitrocerámica, agua enjabonada para el interior y exterior de los otros muebles, un producto limpiador de horno, si éste no es autolimpiable, estropajos fuerte y suave, y quizás también uno especial para el acero, en rejillas o parecido. Muchos trapos. También sirven camisetas viejas, de algodón.

  • facebook
  • twitter
  • Share on Google+

VOLVER AL LISTADO DE NOTICIAS