http://www.bsmshop.es/
es
0

BLOG

Bienvenido a nuestro blog donde encontrarás toda la actualidad sobre decoración de interiores y novedades sobre nuestros productos.

Los limpiadores naturales de tu cocina

limpieza natural de tu cocina.jpg

Publicado el 03/08/2016

En vez de depender de fuertes químicos para limpiar, revisa tu cocina. Seguro que tienes alguno de estos limpiadores naturales, con los que no sólo puedes limpiar tu  casa, sino que también obtener mejores resultados.

El limón

Hay una razón para que el limón sea tan usado en limpiadores comerciales: hace un buen trabajo. Así que tú, en lugar de mezclarlo con otros químicos, utilízalo solo o diluido con un poco de agua. Así que, corta un limón por la mitad y frótalo por la superficie que quieras limpiar. A continuación pasa un trapo húmedo, pero deja secar la superficie. El limón no sólo tiene un buen aroma, también es fantástico para remover marcas de jabón y agua.

¡Recuerda que el limón no funciona como blanqueador natural! Pruébalo en una parte pequeña antes de decidirte a utilizarlo. Y, sobretodo, no utilices el limón en superficies de granito: sus ácidos son demasiado fuertes para este material.

El vinagre

El vinagre es uno de los limpiadores naturales más populares, principalmente porque, al igual que ocurre con el limón, lo puedes utilizar en casi cualquier superficie. Pon vinagre puro en un envase con spray para las manchas. La limpieza diaria la realizarás mezclando mitad de vinagre con mitad de agua, y utiliza agua caliente para mejorar el resultado. Para ventanas es recomendable utilizar dos cucharadas de vinagre en tres litros de agua. Aplica esta mezcla a la ventana y sécala con un papel de periódico. Para los suelos de madera, mezcla 60 mililitros de vinagre con un poco menos de un litro de agua. Que no te preocupe el olor a vinagre, ya que este se va cuando la superficie se seca.

El bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es perfecto para las manchas difíciles de remover, aunque también es útil en la limpieza diaria. Utilízalo diluido en agua en un envase con spray, o espolvoréalo en la superficie que quieras limpiar y luego pásale un trapo húmedo por encima.

Para limpiar hornos mezcla el bicarbonato con agua hasta que consigas una pasta. Cubre el interior del horno con esta pasta, dejándolo toda la noche y limpiándolo con un trapo húmedo por la mañana. También puedes utilizar esta mezcla en la bañera y en otras superficies con manchas. Para tuberías tapadas, echa 120 mililitros de bicarbonato de sodio seguido por medio litro de agua hirviendo (no utilices esto en el inodoro ya que este se puede dañar con agua caliente). Antes de pasar la aspiradora, espolvorea también el bicarbonato de sodio en las alfombras para que se desinfecten. Además de sus propiedades favorables a la limpieza, también es un buen desodorante: conserva un recipiente abierto lleno de bicarbonato en la heladera, los roperos y las habitaciones.

  • facebook
  • twitter
  • Share on Google+

VOLVER AL LISTADO DE NOTICIAS